Mostrando entradas con la etiqueta sin gluten. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sin gluten. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de agosto de 2017

Limonada de fresas


Esta limonada de fresas está tan buena y es tan fácil de hacer que me da hasta vergüenza de poner la receta... jajaja.
Como cada verano, en casa siempre hacemos una limonada de sandía que está de vicio, y el otro día, como nos faltaba sandía, me fui para el supermercado a comprar una. No me convencieron nada las sandías que había, pero habían fresas, y pensé en hacer limonada de fresas en lugar de sandía.

No salió bien, pero no me rendí. Lo intenté unas cuantas veces hasta dar con la combinación que nos ha gustado. ¡Y aquí la tenéis! Por supuesto, como todo en la vida, para gustos, los colores. Igual os gusta más o menos dulce, más o menos ácida, pero esta es la que nos ha gustado a nosotros, y os la recomiendo. ¡Está buenísima!

La receta está hecha con Thermomix, pero podéis usar cualquier batidora. No tiene ningún misterio. Simplemente tenéis que batir todos los ingredientes. ¡Espero que os guste tanto como nos ha gustado a nosotros!

lunes, 31 de julio de 2017

Gazpacho de mango


Este gazpacho de mango es uno de los mejores gazpachos que he probado nunca. Os lo recomiendo totalmente. Os sorprenderá su sabor. Además, es muy fácil y rápido de hacer. Si vigiláis que el sésamo no tenga trazas de gluten, la receta es apta para celíacos.

La receta está hecha con Thermomix, pero podéis hacerla perfectamente con batidora. Sólo tenéis que batir los ingredientes que hay en el vaso.

Tal y como os comenté en la receta del Pastel de cerdo con manzana caramelizada y nueces, esta es una de las recetas que quería hacer de la revista "Cocina" de Lecturas (número 110). Me encanta el mango, y pensé que estaría bien probar hacer el gazpacho, a ver qué tal salía. 

Pues salió tan bueno, que desde entonces, la he hecho un montón de veces. ¡Nos ha gustado a todos! Las cantidades son diferentes a las de la receta original. He ido haciendo combinaciones hasta dar con la que más nos gustaba, y de verdad, está buenísimo. No os lo penséis dos veces, y probadla. ¡Vale la pena!

lunes, 26 de junio de 2017

Pastel de cerdo con manzana caramelizada y nueces


Definitivamente soy un poco bicho raro. Trabajo en Barcelona y suelo coger el tren en la estación de Barcelona Sants. Algunos días salgo bastante tarde, y con mucha hambre, y en lugar de comprarme algo para comer, me compro revistas de cocina... jajaja.

Esta vez me compré la revista "Cocina" de Lecturas. En concreto, el número 110. Tiene algunos platos que me han gustado, y que seguramente, si tengo tiempo, los haré. Uno de ellos es este pastel de cerdo con manzana caramelizada y nueces. 

La receta original es una terrina, pero la cantidad de carne era bastante grande para los moldes de terrina que tenía en casa. Tenía dos opciones: Dividir la masa en dos terrinas o hacer un pastel con un molde redondo, que cabía más cantidad. ¡Y eso hice! Y la verdad, no me arrepiento. Queda más original que una terrina.

La combinación del cerdo con la manzana caramelizada con miel y romero queda deliciosa. Además, se prepara la noche anterior, y al día siguiente, sólo tenéis que sacarlo de la nevera para que se temple un poco y no esté tan frío. Si no os gusta frío, podéis calentarlo un minuto en el microondas y también estará bueno. Eso sí, sacad el pastel fuera del molde y ponedlo en un plato apto para microondas. Luego sólo os quedará adornarlo, si queréis.

Para que os hagáis una idea, salen 8 raciones pequeñas o 4 grandes (dependiendo de si os lo coméis solo o acompañado con algo más). Nosotros al final nos comimos las 4 raciones grandes.

miércoles, 19 de abril de 2017

Arroz con leche


Aunque este arroz con leche está buenísimo, creo que este post va a ser uno de los menos vistos del blog. La receta es la del libro "Thermomix TM 31 Imprescindible para su cocina". Por lo tanto, seguramente todos los que tengan Thermomix ya la tendrán.

¿Y por qué publico una receta que nadie va a ver? Muy sencillo. Cada Semana Santa en casa se hace este arroz con leche, y sólo uso el libro para buscar esta receta. Por lo tanto, de un año para otro, a veces me cuesta un montón encontrar el libro, porque en mi casa, las cosas se mueven tanto que a veces parece que tenga un poltergeist... jajaja.

Uno de los motivos principales por los que creé el blog fue el poder guardar en un mismo sitio todas las recetas que tenía desperdigadas. Aunque con el paso del tiempo este motivo dejó de ser el principal, en este caso he vuelto a usarlo para guardar esta receta. De esta forma, el año que viene no tendré que estar rebuscando en los armarios para encontrar el dichoso libro... jajaja.

martes, 3 de enero de 2017

Cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas pasas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus


¡Qué buena que estaba esta cinta de lomo rellena de manzanas, ciruelas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus!. De verdad: Si la hacéis, no os vais a arrepentir. Es una de las recetas más sabrosas que hemos probado en casa últimamente.

Y pensar que estuve a punto de darle la cinta de lomo a mi suegra, porque no tenía tiempo de hacer nada... jajaja. Este mes de diciembre ha sido un tanto complicado en mi trabajo, y he tenido que hacer más horas que un reloj. Compré esta cinta de lomo y, en un momento de agobio, le dije a mi suegra que se la llevase, porque no tendría tiempo de hacer nada. Por suerte, no se la llevó, y tuve tiempo de hacer algo con ella... jajaja.

La idea era hacer la cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas y algo más, con alguna salsa. Como me gusta tanto el Pedro Ximenez para hacer salsas, pensé que le pondría un poquito. Normalmente pongo champiñones de guarnición, pero como se acercaban las fiestas, había comprado en La Sirena una caja de boletus congelados, y pensé en ponerlos en lugar de los típicos champiñones. ¡Acerté de lleno!

Para los que no sepan qué es el Pedro Ximenez, os diré que es un vino dulce muy parecido al vino de Jerez. Si no encontráis Pedro Ximenez, podéis usar un vino dulce de Jerez.

Sólo deciros que la cinta de lomo voló en un momento. Además, es un plato muy fácil de hacer para estas fiestas. Lo único "complicado", si no lo habéis hecho nunca, es atar el lomo. Hay un montón de tutoriales en internet que explican cómo hacerlo. Una vez aprendáis, luego volverlo a hacer es coser y cantar. Vale la pena hacer la receta.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Tarta flan de manzana


Hacía mucho tiempo que no me encontraba con una receta de tarta tan fácil de hacer. Esta tarta flan de manzana no tiene ninguna complicación. Tiene una textura similar al flan y está buenísima. Además, es apta para celíacos porque no contiene gluten. ¿Qué mas se puede pedir?

Este verano he dejado mi blog un poco de lado. En parte, porque las recetas nuevas que probé salieron fatal (como unas galletas con sabor a pizza, que en lugar de saber a pizza sabían a rayos... un bizcocho de plátano que podía ser cualquier cosa menos bizcocho... en fin). Y también en parte porque con la calor que hacía sólo me apetecía estar en remojo... jajaja.

Total, que después de las vacaciones y volviendo a la rutina habitual me encontré con esta receta del blog Food & Cakes by GB. Era tan fácil de hacer, que me decidí a hacerla. ¡Y salió de maravilla!. Además, al no llevar gluten, mi hijo, que es celíaco, la pudo probar.

La receta se puede hacer en Thermomix o con batidora. Simplemente se trata de triturar todos los ingredientes, y eso se puede hacer con ambas cosas. Os la recomiendo. Probadla y ya me diréis. Muchas gracias a Food & Cakes by GB por la receta.

lunes, 13 de junio de 2016

Tarta de pera sin gluten


¡Qué rica y qué fácil de hacer es esta tarta de pera! En cuanto vi la receta en Mis thermorecetas no me lo pensé ni un momento. Lo más "complicado" es tener que cortar las láminas de pera para la parte superior. El resto, se hace solo.

Además, es una tarta que no lleva gluten, ya que en lugar de harina lleva maizena. Por lo tanto, es apta para celíacos.  La textura es bastante húmeda, algo semejante a un pudding (no es lo mismo que un pudding, pero para que os hagáis a la idea).

Yo la hice de un día para otro. De esta forma da tiempo a que repose y que quede más consistente. Os la recomiendo si queréis hacer una tarta sin muchas complicaciones.

lunes, 23 de mayo de 2016

Lasaña sin gluten


Como he comentado en muchas ocasiones, mi hijo es celíaco, y como todos los celíacos saben, es bastante complicado hacer que según qué platos sepan igual que los que tienen gluten. Mi hijo nunca había probado la lasaña. Me daba un poco de reparo hacer una lasaña sin gluten porque tenía la impresión que todo parecido con la que lleva gluten sería pura coincidencia.

La semana pasada mi marido me propuso hacer una lasaña, pero sin gluten, para que pudiese comer también mi hijo. Después de darle muchas vueltas, decidí poner el relleno que usé en la lasaña de pan bimbo. Sale buenísimo, y qué mejor que poner ese relleno para una lasaña sin gluten. Eso sí: No le puse los champiñones, porque ya era arriesgar demasiado con mis hijos... jajaja.

En cuanto a la pasta... bueno, mi marido compró un paquete de placas de lasaña que encontró en el Mercadona (en la receta os pongo la foto).

Las placas de lasaña se tenían que cocer durante unos 5 ó 6 minutos. Seguí las instrucciones al pie de la letra, pero cuando las saqué, se habían pegado todas. Peeeroooo... las placas de lasaña estaban tan duras que las pude despegar. Me costó un montón, pero las despegué (vamos, que estaba alucinando, porque tiraba y tiraba y no se rompían). Tuve que tirar bastante, pero al estar tan duras, no se rompieron.

En ese momento me desmoralicé. Pensé que si en ese momento estaban así de duras, ¿Cómo iban a quedar una vez hecha la lasaña?. Pensé en dejarlas hervir más tiempo, pero en el paquete ponía 5 ó 6 minutos, y los había dejado el tiempo indicado. Por lo tanto, tenía que estar bien. En fin... que ya que había comenzado, tenía que llegar hasta el final, con todas las consecuencias. Por suerte, el relleno era un poco caldoso. Os tengo que decir que la lasaña la hice por la noche y, una vez hecha, la metí en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, la metí en el horno, y cuando estuvo lista... ¡La pasta estaba blanda!. Y lo que es mejor: ¡Tenía el mismo sabor que la lasaña con gluten!. Mis hijos se la comieron toda. No dejaron nada. Incluso la niña, que es muy especial para la comida y nunca le gusta nada me dijo que quería que la volviese a hacer otro día.

Por cierto: Si no sois celíacos también la podéis hacer con pasta normal. Os la recomiendo.

Para que os hagáis una idea, me salieron dos bandejas de 20 x 20 cm. Y estaba buenísima. Por lo tanto, os paso la receta. ¡Probadla y ya me diréis!

martes, 17 de mayo de 2016

Bechamel sin gluten


Os he comentado alguna vez que mi hijo es celíaco, y la verdad es que es bastante complicado hacer de comer en casa, porque, o lo que hago lleva gluten, y por lo tanto tengo que hacer dos comidas diferentes, o hago algo sin gluten para todos, pero es muy difícil que guste a todos. Por lo tanto, acabo siempre haciendo dos comidas.

El otro día, mi marido me propuso hacer una lasaña, pero que no llevase gluten. Que pudiésemos comer todos. El hecho de hacer una lasaña sin gluten fue lo más fácil. Lo difícil, al menos para mi, fue encontrar una receta de bechamel que se pareciese a la bechamel de toda la vida, que fuese fácil de hacer, que no tuviese grumos... ¡y que les gustase a todos!

Y la encontré. La receta original es de Javirecetas. Pensé hacerla tal cual, pero como la lasaña la estaba haciendo con Thermomix, adapté la receta. Salió una bechamel perfecta y sin grumos. Además, mucho más fácil de hacer que hecha a mano. El sabor, también muy parecido a la bechamel de toda la vida (vamos, que yo no noté la diferencia).

O sea, que si sois celíacos, o si no lo sois pero os apetece probarla, os animo a hacer esta bechamel. No os arrepentiréis

lunes, 8 de febrero de 2016

Risotto de boletus al Pedro Ximenez


¡Este risotto de boletus al Pedro Ximenez está de muerte lenta!. Tenía pendiente hacer un risotto desde hace mucho tiempo, y este fin de semana, aprovechando que tenía que gastar unos boletus deshidratados que estaban a punto de caducar pensé... ¡Pues ya va siendo hora de que haga un risotto!... Y me puse a ello.

No era la primera vez que preparaba uno. Lo había llegado a hacer, pero con los preparados del lidl. Esta vez lo iba a hacer yo solita. Y como me encanta el Pedro Ximenez, también decidí ponérselo. Le dio un toque buenísimo.

El risotto se suele preparar con arroz arborio o arroz carnaroli, pero yo lo hice con arroz normal, el de toda la vida y quedó muy bien.

Para los que no sepáis qué es el Pedro Ximenez os diré que es un vino dulce. Si no disponéis de él, podéis poner cualquier otro vino dulce que tengáis más a mano.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Lomo de cerdo con salsa de mango


Esta receta la hice hace unas cuantas semanas. Había comprado un mango para hacer una ensalada de frutas con menta y tacos de jamón salado, pero me olvidé de comprar el jamón salado, y con el paso de los días fueron desapareciendo el melón y la sandía... y cuando me di cuenta, el mango estaba demasiado maduro como para hacer esta ensalada.

Entonces pensé que hacía tiempo que no hacía nada con un buen trozo de lomo. Hacía poco que había hecho un solomillo con salsa de manzana, pero no era lomo. La receta original es de El horno de María. Me pareció una buena receta. Adapté las cantidades a mi gusto y salió estupenda. 

También tengo que decir que es una receta muy fácil de hacer y sin ninguna complicación, y os saldrá un plato para chuparse los dedos.

Muchas gracias a El horno de María por la receta.

lunes, 31 de agosto de 2015

Granizado de mango y fresas


¡¡¡La receta de este granizado de mango y fresas es tan fácil que hasta me da vergüenza ponerla!!!  jajaja. Peeeroooo... como estamos en verano y hace tantísima calor, apetece algo fresquito y sano, como un buen granizado.

¿Y qué mejor granizado que uno de mango y fresas? Pues eso era lo que estaba pensando cuando llegué al supermercado. O sea, que me fui directa a la frutería y me aprovisioné de unos cuantos mangos y unas cuantas fresas. De hecho, para esta receta sólo necesité un mango, pero quería hacer más cosas con mangos y compré unos cuantos. 

La idea era hacer el granizado para merendar, pero luego me salieron un par de cosillas y lo hice para postre de nuestra cena. Además, cuando llegué a casa después de la compra me di cuenta que... ¡me faltaban cubitos de hielo! Pues nada... puse agua en la cubitera y pensé que en un par de horas estarían hechos los cubitos... 

Sólo deciros que cuando giré las cubiteras en lugar de cubitos cayó una mezcla hielo y agua... pero yo en ese momento ni me enteré... No miré el contenedor de cubitos y no me di cuenta de lo que había pasado hasta el momento de hacer el granizado. Cuando abrí el contenedor de cubitos el agua ya se había convertido en hielo. Había una especie de bloque enorme de hielo y por en medio, los cubitos pegados... jajaja.

En fin, que a veces soy una despistada y una impaciente... jajaja. Me costó horrores romper aquello. De hecho, en las fotos se pueden ver los trozos enormes que pude partir. ¡Vamos, que si no lo hubiese podido partir hubiese puesto todo el bloque entero!. ¡Yo no me quedaba sin mi granizado! jajaja.

lunes, 20 de julio de 2015

Sopa de melón con jamón al cava


Con esta calor que hace sólo apetecen cosas frías, y el otro día para cenar me acordé de una sopa de melón con jamón al cava que había probado en casa de un amigo mío hace muchos años. Nos invitó para enseñarnos su casa y su mujer, Montserrat, entre otras cosas, preparó esta receta. 

Nos gustó tanto que le pedí la receta a Montserrat, y mi amigo Jesús me la mandó por correo. Y ahí se quedó... guardada en el correo... hasta el otro día, que me acordé de ella... jajaja. Había pasado tanto tiempo que sólo recordaba que me había dado la receta, pero creía que me la había dado en un papel.

Estaba a punto de enviarle un whatsapp para volver a pedirle la receta y esperar a que Montserrat se acordase cuando de golpe, se me encendió la bombilla y me acordé que no estaba en un papel... ¡Estaba en mi correo!. Me puse a buscar, y ¡¡¡la encontré!!! ¡¡¡El correo era de julio del 2009!!! jajaja.

Peerooo... la receta no ponía cantidades exactas de muchos ingredientes. El que más me preocupaba era el cava. Sólo ponía "cava". ¿Cuánto le ponía? ¿Media botella? ¿La botella entera? Entonces sí que le envié un whatsapp para decirle que le preguntase a su mujer cuánto cava le ponía... Y me contestó "Un chorro"... jajaja.

En fin, que decidí hacerlo a ojo, ir pesando y probando la sopa de melón y dejarlo más o menos a mi gusto. Por cierto, "un chorro" para mi gusto son 60 gramos... jajaja.

La receta original lleva jamón de pato, pero donde yo vivo no se encuentra. Por lo tanto, lo hice con virutas de jamón, que también están muy buenas.

Otra cosa: Esta receta está hecha con Thermomix, pero se puede usar cualquier batidora para triturar los ingredientes.

Montserrat, moltes gràcies per la recepta guapa! :)

lunes, 13 de julio de 2015

Cómo hacer crujiente de jamón


En este post os voy a enseñar cómo se hace el crujiente de jamón de una forma muy fácil y rápida. Este crujiente de jamón se suele usar para adornar algunos platos. Al quedar tan crujiente, se rompe con facilidad, y podemos crear virutas de crujiente de jamón, que se usan para adornar sopas y cremas. También se puede usar como ingrediente de algún canapé.

Hay muchas formas de hacer el crujiente de jamón. Se puede hacer en el horno, o en una sartén, pero la forma más rápida es en el microondas. En un momento tendremos nuestro crujiente de jamón (o nuestras virutas) listas para adornar el plato. Podéis hacerlo con jamón ibérico o jamón serrano. Yo lo hice con jamón serrano, que era el que tenía en ese momento.

Hace unos días me acordé de una sopa de melón bastante especial que nos sirvieron en casa de un amigo y cuya receta colgaré en breve. La receta original llevaba virutas de jamón de pato, pero en el momento en el que me decidí a hacer la sopa de melón no tenía jamón de pato ni sabía dónde podía encontrarlo. En una ciudad seguramente será fácil encontrarlo, pero donde yo vivo, seguro que no.

Por lo tanto, y como no tenía jamón de pato a mano, hice este crujiente de jamón y lo convertí en virutas. Quedó buenísimo también.

lunes, 29 de junio de 2015

Cómo hacer cebolla caramelizada


En este tutorial os explicaré cómo se hace la cebolla caramelizada. La cebolla caramelizada se suele usar cada vez más como ingrediente en recetas tan variadas como canapés o como acompañamiento en platos de carne. Yo, sin ir más lejos, entre otros platos, la he usado en las pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada. También he hecho bocadillos de lomo a la plancha con pimiento verde y cebolla caramelizada que están para chuparse los dedos, y próximamente la volveré a usar en una trenza de hojaldre que colgaré dentro de poco.

Mucha gente desconoce cómo se hace la cebolla caramelizada, y es una pena, porque la receta es muy fácil y queda buenísima. Además, se puede guardar en la nevera durante varios días. Si queréis, también la podéis congelar en cubiteras. Una vez congelada, podéis desmoldar los cubitos de cebolla caramelizada y guardarlos dentro del congelador en una bolsa para congelar, apuntando la fecha para acordaos de cuándo los habéis congelado. 

Cuando la necesitéis, podéis descongelar la cantidad que se quiera, ya que al estar en forma de cubitos, es más fácil obtener la cantidad que vayáis a usar. Para descongelar los cubitos de cebolla caramelizada sólo tenéis que dejarlos a temperatura ambiente hasta que se hayan descongelado.

También os tengo que decir que, aunque necesitemos medio quilo de cebolla, no os creáis que os va a salir un montón. Al cocinarla, la cebolla se reduce y no queda tanto.

lunes, 6 de abril de 2015

Natillas de naranja con sirope de fresa


Me encanta la combinación de las naranjas y las fresas, y aprovechando que es época de naranjas y tenía sirope de fresa, decidí hacer estas natillas que quedaron buenísimas.

Son muy fáciles de hacer, y como se hacen en Thermomix, se hacen en un momento. Además, al llevar sólo maizena, no contienen gluten, y son aptas para celíacos. Eso sí, no las adornéis con las bolitas de chocolate, porque estas sí que llevan gluten.

En un principio, pensé en adornarlas con virutas de chocolate negro, pero justo cuando iba a hacer las virutas, me di cuenta de que, "misteriosamente", había desaparecido el chocolate negro... En casa, si hay chocolate, se tiene que guardar bajo llave, por que si no, ¡vuela! jajaja.

Al final le puse unas bolitas de chocolate, pero creo que hubiese estado mucho mejor si no hubiese volado el chocolate negro... jajaja.

lunes, 13 de octubre de 2014

Barras de Pan Sin Gluten


¡Ya iba siendo hora de que publicase esta entrada!. Mi hijo mayor es celíaco y lo sabemos desde que era pequeñito. Cuando supimos la noticia compramos todo tipo de panes sin gluten, pero no había forma que se comiese ninguno. Me acuerdo incluso de una vez que pedimos un pan de payés por internet. El pan de payés era de 250 gramos, y nos costó casi 8 euros (con los gastos de envío), ¡Y me lo tuve que comer yo! A parte de que sabía a rayos, pero vamos, que ya que había pagado 8 euracos por un pan de payés de 250 gramos, ¡no iba a tirarlo!

Entonces, como me gusta cocinar, decidí probar a hacerlos yo. Teníamos una panificadora y decidimos usarla para probar a hacer algún experimento de pan sin gluten, a ver si al final dábamos con una receta que le gustase a mi hijo.

Después de varios intentos en los que engendré todo tipo de panes que se podían usar perfectamente como armas arrojadizas, probé con una receta que me pasó mi marido. No me acuerdo ni de dónde la sacó. Me la dio apuntada en un papel. La receta ya está puesta en mi blog y corresponde al post de pan sin gluten que puse hace un par de años. Sólo tenías que meter los ingredientes en la panificadora y poner el programa correspondiente. Al cabo de un poco más de tres horas, el pan estaba hecho. ¡A mi hijo le encantó!... pero los años pasan, y a veces necesitas hacer bocadillos con barras de pan, para cuando se van de excursión en el cole, o para cualquier otra cosa. 

Para quien no lo sepa, el pan que se hace en las panificadoras tiene la misma forma que el pan de molde. Por lo tanto, decidí hacer más experimentos con la misma receta a ver si salían barras de pan.

El problema es que esta masa no es como la típica masa de pan, que la puedes coger con las manos,...moldear... No. Esta masa es súper pringosa y es más líquida que la masa de pan. Es mejor no cogerla con las manos. ¿Solución? Usar una manga pastelera desechable. Al final, y después de probar moldes varios, encontré la forma de hacerlo. Tengo que indicar que los resultados pueden variar un montón según la marca de harina que uséis. No es como el pan con gluten, que puedes usar para la misma receta cualquier marca de harina y saldrá más o menos igual. Por lo tanto, os recomiendo hacerlo con la misma harina de la receta.

También os recomiendo que una vez hayáis hecho la masa, no limpiéis la panificadora. Esta masa en crudo cuesta bastante de limpiar. En su lugar, dejad los restos de la masa y haced un pan sin gluten dentro de la panificadora (total, son los mismos ingredientes...) y una vez acabado, luego sí, ¡se tiene que limpiar la panificadora! jajajaja, pero será mucho más fácil limpiarla.

Después de todo lo que os he explicado, seguro que os habéis asustado y no habrá ni Dios quien haga esta receta, pero os he de decir que el pan está buenísimo, y que vale la pena hacerlo. Como me han pedido la receta varias veces, y aprovechando que me he comprado una panificadora nueva, he decidido que ya era hora de ponerla en mi blog. ¡Aquí la tenéis!

lunes, 18 de agosto de 2014

Granizado de Limón y Menta


¡¡¡Desde que estoy de vacaciones no sé ni en qué día estoy!!!. No me he dado cuenta que era lunes y tocaba publicar... jajaja. Bueno, ¡¡¡más vale tarde que nunca!!!
Desde que hice el Granizado de cerezas y menta, mi marido no hacía más que pedirme que hiciese un granizado de limón y menta. De hecho, hacía tiempo que quería hacerlo. El otro día aprovechando que estaba en el súper compré una bolsa de limones, ¡¡y para merendar nos pusimos las botas!!
¡¡¡Si llego a saber que estaba tan bueno, lo hago antes!!! jajaja. Esta vez lo hice un poquito diferente al de cerezas y menta. ¡¡No hay nada como ir probando cosas nuevas!!

Tan sólo deciros que es un granizado súper refrescante. El toque de menta hace que esté buenísimo. Y además, es muy fácil de hacer. ¡Os lo recomiendo!

lunes, 4 de agosto de 2014

Batido de Plátano y Mango


¡Se me acumulan los plátanos! jajaja. Esta semana compramos plátanos y coincidió que mi suegra y mi madre también trajeron. Por lo tanto, o montábamos una tienda o nos liábamos a hacer batidos y a comer plátanos. ¡Y escogimos lo segundo! jajaja.

Hartos del típico batido de plátano, decidí modificar un poco la receta y añadirle mango, y, no es por que lo hiciese yo, pero... ¡¡quedó buenísimo!! jajaja.
En lugar de ponerle leche fría, decidí congelar la leche y hacer cubitos. De esta forma, todavía estaba más fría. Con estos calores, apetece un montón tomar cosas así. Y encima si la receta es fácil y rápida, todavía mejor.

Aunque publico las recetas el lunes, normalmente las escribo durante el fin de semana. Normalmente de noche, cuando los niños duermen. Este fin de semana han sido las fiestas de mi barrio y con tanta música pachanguera a todo volumen justo delante de mi casa no me puedo concentrar... ni dormir... ni descansar... ¡Espero no poner ninguna barbaridad! jajaja. En fin, que os pongo la receta al son de la nueva canción del verano...de vete tú a saber qué año... "Mami que será lo que tiene el negrooooo... " jajaja

lunes, 28 de julio de 2014

Granizado de Cerezas y Menta


¡Con este calor sólo me apetecen cosas fresquitas! ¿Y qué hay más fresquito que un buen granizado? jejeje.
Quería hacer un granizado, pero que fuese diferente. Cuando voy al trabajo siempre paso por delante de una tienda de fruta, y vi unas cerezas impresionantes, y pensé que estaría bien hacer un granizado de cerezas. Pero no sé por qué, se me pasó por la cabeza añadirle también menta (me gusta un montón la menta, jejeje), a ver cómo quedaban.

Como en aquél momento llevaba prisas, pensé en comprarlas después, al salir del trabajo. Pero como a veces las cosas se complican, al final salí tarde y por no perder el tren, no me paré a comprarlas. Las compré en mi pueblo (Y por cierto, todavía estaban mejor que las de aquella frutería...¡No hay mal que por bien no venga! jajaja).

En fin, que decidí ponerme a hacer experimentos en la cocina. Y cuando una se pone a hacer experimentos, las cosas pueden salir mal...(Véase mi otro blog de pifias en la cocina para más referencias... jajaja) pero también pueden salir bien. Y en este caso, ¡¡¡el granizado salió fenomenal!!!.

Había visto un montón de recetas de granizados con menta, y por norma general, meten la fruta, el azúcar, la menta, el agua y el hielo y ¡ale!: !Listo!. Pero en mi caso, pensé que igual quedaría mejor si, en lugar de meterle la menta a palo seco, me dedicaba a hacer una especie de infusión con las cerezas, el azúcar, el agua y la menta. Más que nada, para que le diese más sabor. ¿Os he dicho que me encanta la menta? jajaja.

El inconveniente: Que como tiene que llegar a 100 grados para infusionarse, luego se tiene que esperar a que se enfríe. En mi caso, hice la infusión el día anterior y el granizado al día siguiente. Pero creo que valió la pena.
La ventaja: Lo hacéis casi todo la noche anterior y metéis la mezcla en la nevera. Al día siguiente ya la tenéis bien fresquita y sólo tenéis que ponerla en el vaso, añadir el hielo, triturar y ¡listo!.
Vosotros mismos. Si no os gusta la menta, o no queréis hacer la infusión, lo ponéis todo directamente en el vaso a palo seco y andando... jejeje. Yo os pongo la receta tal y como lo hice.